yogaWorkshoPractice

Parque del Río , CDMX

Yoga – Descubriendo el cuerpo                        https://goo.gl/maps/qNzaqtRgKE82 , 2017

Sábado 27 de mayo : 7:30 am – 9:39am

Domingo 28 de mayo : 9:00 am – 11:00 am

Yoga

Azela 

Anuncios

sūrya namaskar

sūrya significa sol, namaḥ saludar desde dentro, honrar, kāra realizar

El saludo al Sol, como lo conocemos actualmente es una secuencia de 12 ó 9 āsanas en movimiento, enlazadas a través de la respiración, en las que cada postura es una respuesta a la otra desde su opuesto, si una āsana abre, la otra cierra, esto con intención de movilizar la columna vertebral hacia delante y hacia atrás.

Sus orígenes datan desde tiempo antiguo, no se sabe exactamente dónde y cuándo es que surge como vinyasa (serie de posturas en movimiento enlazadas a través de la respiración) hay información que indica que viene desde los Vedas y que fue presentando en Occidente a través un libro llamado “The Ten Point Way to Health” (el sendero de diez puntos hacia la salud) en 1938, escrito por la británica Louise Morgan, quien aprendió de algún antiguo yogī.

Se considera al sūry a namaskar, una reverencia o postración al Sol, dandole significado al recibimiento a lo naciente, la transformación, el Sol como fuego que permite regenerar, es una práctica con sentido devocional, en donde el y la practicante (sadhaka) ofrecen sus oscurecimientos para que sean transformados en bienestar y cómo el Sol, irradiar en todas direcciones.

Dependiendo de la metodología que indique el saludo al Sol es el número de posturas que se realizan, en Aṣṭaṅga son nueve y se conoce como Saludo al Sol “A”, contando como 1 ūrdhva hastāsana (ūrdhva: arriba hasta: mano āsana: postura) y cerrando ciclo en saṃasthiḥ (sama: igual sthi: permanencia, estabilidad, firmeza) .

 images-2

La forma tradicional de realizar el salud al Sol consta de 12 posturas, cada una ocupa un momento en la respiración,Surya-Namaskara-Saludo-al-Sol-02-240x300.png

inhalación: puraka

exhalación: rechaka

que en medida que se funde la atención hacia la práctica, se trabaja con dhārāṇa, un alto grado de concentración, lo cuál se convierte dhyana, meditación. 

El Saludo al Sol,tiene múltiples beneficios,

  • – Contribuye a la circulación
    – Libera toxinas
    – Fija calcio en los huesos
    – Favorece a la flexibilidad
    – Mejora la respiración
    – Aligera el cuerpo
    – Favorece a la concentración
  • -Limpia el sistema linfático
  • -Moviliza las articulaciones
  • Armoniza el sistema nervioso
  • -Transforma el ADN

 

Los efectos de la práctica

Considero la práctica de yoga como una limpieza, pensemos que el cuerpo es como una casa, es necesario limpiarla mínimo una vez a la semana, pasar la escoba, trapear, con una pasada aparenta limpieza, pero el rincón sigue con ese cúmulo de polvo, la repisa llena de objetos que no se mueven desde hace tiempo, el closet desbordando. Así que llega un buen día en el que se decide dar una limpieza profunda, esto toma tiempo pues se llevandesorden 1.jpg días, meses, años acumulando y recolectando objetos por toda la casa.

El cuerpo registra todas las vivencias desde antes de nacer, impresiones que van definiendo y moldeando la figura, lo que hacemos, lo que pensamos, las emociones, los eventos que nos han sucedido y marcado están guardados, a veces es complicado traducir en palabras lo que el cuerpo sabe, pero que sin hablar expresa lo que tenemos dentro.

Leí un pequeño libro que se llama “Psicoterapia y Yoga”  en el que la autora muestra el porcentaje en meses en el que la gente deja de practicar yoga, me pareció interesante como las gráficas mostraban altas y bajas, señalando que la fase más proclive al abandono de la práctica se encuentra entre los 6 y 12 meses, siendo la más estable de 9 y 12 meses, la fase crítica de 6 a 12 meses donde se decide quienes continúan o abandonan, siendo de 6 a 9 meses el periodo depurativo cuando se define si se va a seguir trabajando consigo. A partir del año , se incrementa de manera ascendente el numero de personas que practican. 

La medición se realizó en un estudio de yoga en dónde la gente se registraba cada que iba a clase. Teresa Hernández Boado autora del libro, expresa que las razones por las cuales existen estos indices de abandono y constancia se deben a las profundidades de limpieza a las que se puede tener acceso mientras se es constante en una práctica de yoga.

De 0 a 3 meses, el cuerpo comienza abrir, sensaciones como dolor muscular, cosquilleo, frío-calor,  la casa se ve limpia, te sientes bien, es una prueba de disciplina en la que el inconsciente va llevándote a observar el polvo que estaba de incógnito, de 3 a 6 meses comienza un periodo en el que puedes comenzar a notar como el carácter simbólico del inconsciente se expresa, trayendo emociones que pueden presentarse con síntomas somáticos, contracturas, algún resfriado o dolorcillo que puede llamar tu atención. De 6 a 9 meses empieza la talacha, a soltar lo que no es útil y esto también hace que tus posturas comienzan a ceder, que el gozo se presente y el esfuerzo sea menos agotador. De 9 a 12 meses, ya estás adentro pero en este momento puede que la gráfica de sensaciones comience a ir lineal, probablemente las āsanas pueden expresarse con libertad y sea un momento estable; luego vuelve a empezar el ciclo después de los 12 meses; esta descripción puede ser variada dependiendo de cada persona, pero algo que trato de compartir es que la práctica del yoga conllevan un trabajo que actúa en múltiples niveles del ser, puede que experimentes momentos en los que la mente te dirá que ya no sigas, pero trata de escucharte y reconocer qué está sucediendo ¿Te es placentero practicar las posturas, sientes cansancio mientras las realizas? ¿Cómo te sientes al terminar, menos cansancio que cuándo llegaste, igual de cansancio?

Indiscutiblemente la práctica del yoga produce al ejecutarse con racionalidad una función higiénica que va drenando determinaciones del sujeto, simultáneamente se produce una modificación en la percepción de la realidad y de sí misma-mismo. Al haber menos conflicto interior, menos tensión, la percepción de la realidad va haciéndose más nítida, haciendo innecesarias las proyecciones, que van disminuyendo, así como volviendo innecesario el funcionamiento de mecanismos defensivos, cuya energía es aprovechada para otros fines, entrando en espiral positiva de percepción de la realidad, que cada vez se encuentra menos en conflicto con el interior del sujeto, haciéndose simultáneamente más clara y menos neurótica la superstición, un proceso indudablemente saludable para la mente. Psicoterapia y Yoga, Boado Teresa pp.31 

Azela-instagram-4-_MG_4461“Don’t be afraid” entra en ti, usa tu intensión para dar impulso a los momentos en los que crees que es mejor desistir, escúchate date tiempo de observar y regresa a tu mat, Iyenger tiene una frase que dice que la práctica de yoga es como una batalla contenida, me parece que es un momento, lugar y espacio en el que puedes estar contigo, dejar a un lado los juicios, percepciones y simplemente adentrarte y estar en ti.

“Las excusas pueden ser de lo más variado, aburrimiento, cansancio, algún dolor, pero en realidad es que se ha producido un fuerte incremento de tensión interior. Los mecanismos de defensa han encontrado en acción apareciendo síntomas que hacen más rentable técnicamente el abandono del sistema de autoconocimiento, de integración del sí, que continuar la práctica, aunque se sepa que es saludable”. pp.16 

 

 

¿Será que sí ? It’s time to yoga!

“La moda y lo que acomoda” actualmente el  yoga y hacer posturas es una moda que me parece totalmente positiva, he estudiando y experimentado como las  āsanas, que es el nombre en sánscrito que se le da a las posturas, benefician el cuerpo.

no-digas-no-puedo-ni-en-bromaDesde que somos pequeños, hemos escuchado que hacer ejercicio es necesario para estar saludables, esto es completamente cierto, caminar, correr, practicar algún deporte, todo esto sirve para tener un cuerpo sano. Disciplinas como las artes marciales y el yoga conservan en sus posturas información que hace de la anatomía, un cuerpo capaz de hacer figuras increíbles.

Cada āsana conserva una alineación específica en la que los diferentes sistemas corpóreos son estimulados. Con esto quiero decir, que cada postura sirve para algo, ya sea para aliviar algún malestar o para evitar que estos sucedan.

Lo antes mencionando es simplemente el primer nivel del alcance que tiene practicar haṭha yoga. La palabra haṭha, es el término que se usa para referirse a la práctica del yoga físico, porque hay diferentes maneras de hacer yoga. En esta ocasión, únicamente me referiré a la actividad física de realizar yoga a través de las posturas.

Existen creencias y prejuicios al respecto de la práctica, he escuchado personas que me dicen que el yoga no es para ellas, porque no son elásticas, ni pueden concentrarse y que no quieren volverse vegetarianas; todo esto es un mito. Aunque es cierto que mientras más te adentras en la práctica, tu mente y cuerpo comienzan a reconocer y necesitar otro tipo de actividades y maneras de alimentación.

La moda invita a tomar fotografías de posturas que parecen complicadas, me incluyo en el club del reto instagram de tener likes en mis avances corpóreos; pero hay mucho más que sólo hacer posturas, en el momento en el que la mente deja de ocuparse de como luce el cuerpo y se adentra en la practica, comienzan a surgir los cambios; en el cerebro inferior, también conocido como reptiliano, ubicado en el tallo cerebral, se guarda la información de las funciones vitales, trabajar con una atención plena en la biomecánica del cuerpo a través de las āsanas, permite trasformar la información que “predetermina” tus acciones sin que te des cuenta.

Hace ya ocho años que practico yoga y puedo decir que siento la transformación, cuando inicié, mi cuerpo era torpe y pesado, mi mente interfería demasiado, me comparaba y además tenía conflictos guardados en el cuerpo que inconscientemente bloqueaban mi expresión corporal; he comprendido que el cuerpo es como si tuviera puertas, muchas de ellas están cerradas, sin acceso y a veces sin saber de su existencia.

La práctica del yoga lo que hace es llevarte a observarte, para realizar un āsana, requieres prestar atención a como se forma la alineación, da igual si no tocas tus pies al principio, lo verdaderamente importante es que te estás dando cuenta que tienes pies y que estás notando lo que se siente al activar tus músculos, acomodar tus huesos, estirar la piel.

Poco a poco irás aprendiendo a concentrar tu mente y eso la relajará dando espacio a que seas flexible, pues esta cualidad está ubicada en la mente, en el momento que sedes y dejas que simplemente suceda, ahí estás siendo flexible lo que favorecerá tu elasticidad.

bhujaṅgāsanaNo te preocupes sino sabes nada de yoga, eso es sólo una creencia más, pues en realidad desde que somos bebes y antes de nacer, ya hacemos yoga. Los bebes fortalecen el psoas haciendo la postura de la cobra, que se llama bhujaṅāsana. Así que no uses más pretextos para no experimentar los alcances del yoga, inténtalo, no sólo vayas a una clase, pues es muy poco para que tu mente comience a ceder, recuerda que llevas ya un tiempo en esta vida haciendo muchas cosas que te harán chantajearte y querer huir.

Probablemente experimentes ese dolorsillo muscular que se siente después de mover lo que no se ha movido, pero realmente espero que puedas disfrutar de respirar de manera consciente y que de todo esfuerzo que emplees puedas gozar el beneficio en tu vida cotidiana.

Mi nombre es Azela González Cañedo, soy practicante e instructora de haṭha yoga, trabajo en un proyecto que nombro Conociendo la mente y el cuerpo, es una investigación en la que observo los efectos del yoga en mí y en las personas a quienes les doy clase.

IMG_2683
padmāsana

En el 2008 comencé a practicar haṭha yoga, bajo la técnica de anusara. Aprendí sobre apertura y contención, ha abrir el corazón sin desbordar o apretar,  a considerar cada espacio y darle su lugar.

Las emociones surgen en las āsanas y la actitud mental influye en la experiencia.

En el 2013, tuve la oportunidad de dar clases sin antes estar certificada, mi primera maestra, Rosa Badillo Becerra, reconoció mi interés en la práctica y me dio la confianza y el espacio para enseñar, por un mes cubrí sus clases, tiempo suficiente para saber que había encontrado lo que podía hacer en esta vida.

Participé en talleres y entrenamientos, conocí otras técnicas, como vinyansa y un poco de ayūrveda.

En el 2014 llegué a vivir a la Ciudad de México, decidí explorar y dar clases, ocupé el espacio público en un parque cercano a dónde vivía, puse un letrero e hice mi práctica personal, a los días ya había personas interesadas y comencé a dar clases. El grupo con el tiempo, fue creciendo y creando lazos, actualmente continúan practicando.

Transmitir el yoga, no es sólo dar indicaciones sobre como armar una postura o filosofar, la responsabilidad implica atención y presencia, cada cuerpo es distinto.

Elegí tomar un diplomado en el que obtuve un certificado de 350 hrs. en práctica y teoría avalado por la Conade. El plan de estudios, me dio un panorama de todo lo que engloba la disciplina y este blog contiene la información de mis investigaciones.

En el diplomado conocí lenguaje anatómico, en las clases de la técnica Iyengar, esta metodología contribuye a reconocer las partes del cuerpo y cultivar consciencia de ellas, el uso de herramientas o props, permite llegar a otros alcances en la alineación.

Practicar aṣṭāṅga, me llevó a conocer y reconocer como el cuerpo se adapta y arma el soporte mientras una postura se enlaza a la otra; cómo la respiración influye y qué efectos tiene la inhalación, la retención y exhalación, observé cómo la mirada da intensión y dirección a la energía de la postura.

Estudiar sánscrito, contribuyó en gran manera para familiarizarme con el lenguaje del yoga, entender conceptos y principios, así como dar importancia al uso de los sonidos y las vibraciones.

Practico meditación entendida desde la palabra Tibetana gom, “To become familiar with” sigo las enseñanzas y técnicas del buddhismo. 

Las clases que instruyo son de haṭha yoga, la metodología que guío tiene como objetivo la consciencia corporal y claridad mental. Que cada persona, pueda experimentar y cultivar los beneficios del yoga en sí.

 

siṃhāsana
siṃhāsana

 

āsana

Āsana significa postura o alineación.

Cada āsana codifica al cuerpo a una posibilidad, mediante la alineación. Las āsanas son la base de la práctica de haha yoga e involucran los diferentes sistemas corpóreos.

Sistema respiratorio. Por todo el cuerpo hay aire. Este se mueve por conductos. Espacios que tienen la capacidad de contener, maximizar y economizar el prāṇā.

Aprender a mover los yus , es aprender a dirigir el aire hacia todas las direcciones del cuerpo.

También es maximizar, conservar y minimizar el espacio por donde pasa la respiración.

Sistema circulatorio.  Aquí yace el espacio de la sangre. Se relaciona con el elemento fuego.

Sistema linfático.  Se encarga de la limpieza de la sangre. Se activa con la musculatura. Para estimularlo se puede hacer dinámicas de repetición de activar y soltar los músculos, llegando a sus diferentes dimensiones.

Las articulaciones son espacios a observar mientras se práctica el haṭha yoga. Marcan el rango de movimiento y encuadre. 

articulaciones
articulaciones

Los músculos son todo un cuerpo. Su función es de agarre y soltura. Tienen capacidad de activación y reposo. Son fibrosos y tienen profundidad y 3D.

imgres-1
Huesos y músculos.

Los huesos son las piezas de la estructura. Son 206 huesos, grandes como la tibia y el peroné y pequeños como las falanges de los dedos.

La práctica de āsanas, también influye en el campo de las emociones y pensamientos. Colabora en el desarrollo de la Atención y Presencia.

  • Las āsanas son una meditación activa, absorben la atención al realizarlas.
  • Las āsanas tienen como resultado una mente hábil para aprender.
  • Las āsanas favorecen el autoconocimiento.
  • Las āsanas ayudan a la toma de decisiones.
  • Las āsanas dan sensación de bienestar.

Las āsanas purifican el cuerpo físico, el cuerpo esqueleto-muscular, el cuerpo orgánico, el cuerpo celular, tejidos y mente.

Las āsanas aseguran la salud, el bienestar, la fortificación, la cultura, la purificación, así como la evolución del cuerpo y mente para que lleguen a mostrarse aptos para tomar decisiones de vida más certeras.

Las āsanas son de varias clases, pueden ser supinas, boca abajo, torsiones, girando hacia delante, girando hacia atrás, intertidas…

La práctica constante de āsanas o posturas, favorece al cuerpo y lo manifiesta con su semblante y sensación interna.

La práctica permite liberar los registros de saṃskāras (impresiones subliminales) que a lo largo de la vida se han acumulado. El cuerpo es como un mapa donde queda el registro de todo lo que se vive.

La constancia del sādhaka en su práctica, cultiva el entendimiento.

Tranquilizar la mente y fructifica la sabiduría.

Cada cuerpo es diferente, todos son aptos para realizar āsanas, cada practicante debe permitir que su cuerpo avance al ritmo de su corazón, la conquista del āsana se obtiene con cada logro, por más pequeño que pueda parecer, los méritos siempre se acumulan.

El esfuerzo, la apertura y la constancia, desarrollan fortaleza, equilibrio, flexibilidad, movilidad, que no sólo son aspecto físicos sino cualidades de la mente, que se traspasan a la vida diaria, generando bienestar, una consciencia más clara y estable y felicidad.

12193766_10156121023875468_7824075021675228727_n.jpg
vīrabhadrāsana III 

 

[1] citta: lo que llena la mente. Consciencia, compuesta de la mente, intelecto, ego (sensación de sí-mismx). cittavijñāna of yogāsanas, Prashant S. Iyengar pp. 13- 18

haṭha yoga

Decir haṭha manifiesta la unión de dos palabras  ha, el que ve, Sol y ṭha que es la consciencia o citta representada como la Luna. Son los hemisferios derecho – activo solar (piṅgala) e izquierdo – pasivo lunar (iḍā).

haṭha yoga es la rama del yoga que se encarga de la activación física y la respiración prāṇāyāma. La regulación de la respiración apacigua las fluctuaciones del pensamiento. 

En Occidente comúnmente nos referimos al haṭha yoga, únicamente diciendo yoga, esto engloba las diferentes técnicas o metodologías (Iyengar, kundalini aṣtāṇga, vinyasa, anusara, power restaurativa, acro, bikram) a través de las cuáles se enseña y se practica el tercer aspecto del aṣṭāṅga yoga, las āsanas o también conocido como las yogāsanas. 

¿cómo te va en tu sādhana, sādhaka?

La palabra sādhana significa práctica, proviene del sánscrito y deriva de la palabra siddha, sabio.  Este término desglosa la palabra sādhaka que se refiere al aspirante o practicante.

La sādhana es lo que se practica. Del estar dormido, al estar despierto, es lo que haces cotidianamente, tus pensamientos, lenguaje, posturas corporales y estados mentales.

La práctica de la observación del cuerpo, la mente, el habla, el cultivo de sabiduría, da como resultado el contento.

En el yoga existen diferentes herramientas y posibilidades para llegar a los diferentes lugares de la mente y cuerpo, el sistema emocional, las glándulas y las hormonas.

La intensión es un mensaje que decreta una meta. Se vincula al campo de los pensamientos, que a su vez son parte del lenguaje, atenta – atento de la elección de las palabras, para crear el mensaje.

 

 

 

 

 

 

 

¿qué es yoga?

Yoga es una palabra sánscrita que se pronuncia [io ga], deriva del dhātu[1] yug que significa, sujetar, reunir, uncir, juntar, dirigir, concentrar la propia atención para su aplicación y uso. También significa unión o comunión.

Es la rama del saber humano que se dedica a respaldar la biomecánica del cuerpo. Guarda en su linaje la información de las múltiples posibilidades que tiene el cuerpo y la mente para alinearse.

Es un sistema de vida que propone un método práctico de auto descubrimiento.

Para entender el  yoga, se puede pensar en las capas de planeta tierra, cada capa es un cuerpo, que en conjunto hacen la Tierra. Cada ser humano, tiene varios sistemas corpóreos en los que la práctica de yoga actúa.

El yoga se relaciona con las inteligencias múltiples y los sistemas copóreos. Es filosofía, arte, disciplina, conocimiento, es una herramienta y un recordatorio.

A través de la observación y atención al cuerpo; se desarrolla consciencia corporal que une las conexiones neurolocomotoras y da inforimagesmación al Tálamo, espacio como “frijol” en medio del cerebro, que se encarga de la capacidad para tomar decisiones.

La salud en el yoga, se maniesta al estimular el cuerpo a través de posturas físicas en las que se alinean los diferentes sistemas corpóreos. Esto genera descanso orgánico que se refleja en las emociones y los pensamientos. p.6

La enfermedad es un estado de desequilibrio, en el que las células pierden su estado de bienestar. Todos los días las células se están regenerando, unas mueren y otras nacen. Cuándo un cuerpo acumala gran número de células débiles, surge la enfermedad. p.8

Es necesario entendernos como seres organopsíquicos[1], en dónde cada pieza es parte del total, el cuerpo y la mente son parte de lo mismo.

[1] Los griegos Esculapio e Hipócrates plantearon la base de que el ser humano es una unidad organopsíquica, relación entre cuerpo y mente. p. 10

Escuela de Yoga Diskha. Manual Yoga I, Curso taller para técnicos de Yoga.

El yoga está considerado como la primera psicología del mundo. Es una psicología de la evolución de la consciencia y de la autorrealización. Es asímismo, precursor de la ciencia psicosomática, pues los primeros yogīs y yoginis ya descubrieron experiencialmente que el cuerpo y mente se corresponden, interrelacionan y se influyen reciproca y estrechamente.  (Teresa Hernández Boado, Psicoterapia y yoga)  

 

 

sahasrāra

sahasrāra

sahasrāra se encuentra en la coronilla, localizada en la cima de la cabeza. sahasra significa mil y representa el loto de los mil pétalos.

Aquí yace la glándula pineal encargada de producir melatonina, una hormona derivada de la serotonina.  Estas hormonas regulan el sueño, la condición de colocar al sistema nervioso en estado de reposo.

mandala
coronilla

sahasrāra vive en presente, pasado y futuro, es capaz de integrar todo en un mismo estado de presencia absoluta y reconocimiento de la misma.

Es el cakra del espacio. no hay color, ni olor, ni sabor, ni sonido, ni forma.

El silencio habita el séptimo cakra.

Este cakra es del dhātu buddh (despertar) entendimiento. Su cultivo, crea la intensión de boddhisattava, alguien que desea mantener el estado de entendimiento para llegar a ser un buddha, alguien que ha despertado al entendimiento de la existencia.

imgres
taḍa

En la práctica de haṭha yoga todas las āsanas son expresión del entendimiento.

La glándula pineal, se puede estimular con ciclo de śīrṣāsana, tadāsana, siddhāsana, padmāsana, sukhāsana.

 

B.K.S Iyengar. (2012).En Luz sobre el Yoga(P). Posturas para Tos. Barcelona: Kairós.